Cómo elegir el calzado para niños con pies planos

Hoy una clienta nos comentó que a su hija le pusieron plantillas por tener los pies planos. Nos pidió consejo sobre como calzarle sin recurrir a los “zapatones ortopédicos jurásicos”. Dentro de nuestra experiencia le hemos contado un poco, pero hemos pensado que ya de paso podíamos compartirlo con todos vosotros por si os habíais planteado alguna vez esta misma cuestión.

Llamamos pie plano al efecto que se produce cuando el arco del pie se colapsa por el peso o, en casos severos, cuando el arco está constantemente bajo. 

Yo le explicaba a esta chica, que tenemos peque-clientes con plantillas y más o menos sus padres compran todo tipo de calzado infantil, eso sí, imprencindible que quepan bien las plantillas en su interior.

Para invierno zapatos, deportivas y botas y para el verano todo menos chanclas de dedo, palas y sandalias. Sí que tenemos clientas que les ponen las plantillas con estas últimas, pero se ven y queda muy feote. Mejor unos naúticos o unas merceditas o bailarinas de piel y ya está, que hoy en día existen modelos como por ejemplo los de calzado infantil Conguitos con gomilla elástica alrededor para que no se salgan, caladitos en la piel (osea transpirables), y además se pueden hasta meter meter en la lavadora. 

Los niños pueden nacer con pies planos o desarrollarlos a una edad temprana.

En adultos el pie plano puede darse después de hacerse daño en él o en los músculos y ligamentos, que se debilitan con la edad. También se puede aplanar como resultado de la artritis reumatoide o de otras condiciones médicas. 

Encontrar zapatos cómodos y que proporcionen soporte son algunas de las dificultades asociadas con los pies planos. Aquí encontrarás ayuda para elegir un zapato apropiado para los pies planos de tus hijos, familiares o amigos.

Cuando te cuesta moderadamente encontrar el calzado adecuado para tu niño o niña debes de acudir a un podólogo. Si él lo ve necesario recetará una plantilla ortopédica o protésica. Con estas plantillas hay que elegir zapatos que tengan cordones o correas ajustables para proporcionar soporte al pie. La suela si no tiene mucha forma a lo largo del área del arco mucho mejor. Sería ideal que los calzados que comprases fuesen de horma ancha, pues ésto te dará más base sobre la que caminar y proporcionará un mayor soporte. Algunas zapatillas y zapatos para caminar están formados por un material más firme por dentro del área del talón, que puede ser beneficioso. 

Los zapatos para personas con pies planos no deben de ser demasiado flexibles. El zapato debería doblarse en el área que corresponde a la bola del pie. Si el zapato es muy flexible y se dobla muy fácilmente, no es el zapato adecuado para este problema.

Finalmente hay que asegurarse de que el niño o niña puede mover los dedos y de que el zapato no se desliza.

Siguiendo estos consejos, no hace falta que te remitas a una tienda especializada en calzado ortopédico, ya que éstos resultan toscos y “diferentes” a los que llevan otros niños. Eso, sí, si el problema es tan grave que el podólogo te recomienda calzado de horma recta, hay que hacerle caso, pero entonces nosotros ya no vendemos modelos con esas características puesto que si los comprase gente a la que médicamente no le hace falta, se le perjudicarían los pies.

No dejes de visitarnos en www.calzaditos.com/tienda y preguntar lo que quieras.